MARTE EN SAGITARIO

De 02/Ago a 27/Sep/2016

 Por Pablo Flores, Agente 28

Ayer estaba viendo la película Eddie “El Águila”, que trata de la historia verídica de cómo un hombre, sin grandes capacidades físicas (más bien con dificultades físicas), logra cumplir su sueño: clasificar y competir en las Olimpiadas de Invierno de 1988. Eddie Edwards nació con problemas en sus rodillas que lo limitaron bastante durante su infancia. Nunca logró ser un deportista destacado, de hecho lo podríamos considerar no muy coordinado o habilidoso. Fue parte de la selección de ski de Inglaterra, pero fue rechazado y expulsado pues los demás temían que fuera a provocar algún acto vergonzoso en alguna competencia importante.

Eddie siempre soñó con competir en una Olimpiada, desde pequeño, incluso en los momentos más duros de sus problemas físicos. Todo el mundo se dedicó a decirle que era una locura, que no podía competir, que no tenía habilidades, que era una vergüenza para el deporte. Pero a pesar de todo esto Eddie no se rindió jamás. Su sueño era lo más importante, su sueño no era ganar, no era ser perfecto, su sueño era demostrar que podía competir, jugar y alcanzar su meta de ser un atleta Olímpico. Que no importara lo que los demás dijeran, su fe, convicción y optimismo podían alcanzar lo que fuera.

Después de ser rechazado de la selección de ski, Eddie se da cuenta que la única forma que tiene de llegar a una Olimpiada es en la prueba de salto largo en ski. Pues Inglaterra no tenía ningún competidor en esa disciplina, por lo tanto no tiene que competir con nadie de su país por el cupo. Sólo tiene que hacer un salto que llegue al mínimo de distancia que pide la Federación Olímpica para poder clasificar. Es importante aclarar que el salto largo en ski una de las disciplinas más extremas, peligrosas (por no decir mortales) y técnicas que existen. Normalmente el entrenamiento comienzo a los 6 años… Eddie decide comenzar a entrenar por primera vez a los 22 años. Todo el mundo le dice que es una locura, que se va a matar, que renuncie. Pero Eddie no se rinde y en menos de 2 años logra clasificar a las Olimpiadas. Allí compite y sale último en todas las pruebas… a Eddie no le importa y de hecho celebra sus aterrizajes como si estuviese ganando un record olímpico. Sus hazañas inspiran al público, que lo ven como un héroe.

En la película veo una y otra vez como Eddie se sube a una rampa altísima, lanzándose a toda velocidad para abajo. Sin miedo, con convicción total, rayando casi la locura, con total fe de que puede cumplir su sueño y nada lo va a impedir. Lo veo caer una y otra vez, incluso terminar en el hospital. Lo veo rogar que alguien lo entrene, cuando todos lo único que hacen es burlarse. Eddie no para de sonreír, habla de cómo todos podemos cumplir aquel sueño que nos inspira. No puedo seguir viendo la película más tiempo, la detengo, la curiosidad me come… quiero ver la carta astral de este hombre… mi intuición me dice que la energía de Sagitario está demasiado presente en él. Sonrió al ver su Sol en Sagitario. Sonrió más aún al ver su Marte en Sagitario.

El día 3 de Agosto el planeta Marte entra a Sagitario y permanecerá ahí hasta finales de Septiembre. ¿Qué se activa con esta energía durante estos meses? La posibilidad de que salgamos a luchar por nuestros sueños, ideales, por aquello que nos motiva en la vida y que nos expande.

Acá el interés del guerrero no está en la simple conquista, el triunfo,  el defenderse o protegerse. Este es un guerrero de fe e ideales. Un guerrero con fe en sus propias habilidades y recursos,  un guerrero positivo y optimista. Que quiere luchar por un sueño, sin miedo, con confianza total en la vida. Saliendo actuar al mundo, siguiendo la llama de su corazón.

Con Marte en Sagitario hay que salir de lo conocido y seguro, hay que salir de la comodidad y la rutina. Estos meses son el momento de ser valientes y de lanzarse en una aventura hacia lo desconocido. Una aventura que nos permita expandir nuestros horizontes y que nos acerque un poco más hasta nuestro propósito en la vida. ¿Para qué estamos aquí en la Tierra? ¿Acaso estamos sólo para ganar dinero, para producir, para cumplir con el sistema? Marte en Sagitario no está interesado en esto, en un guerrero que sale al mundo a buscar un ideal superior que le dé sentido a esta existencia.

El signo que representa al verdadero aventurero es Sagitario. Aries y Leo son guerreros conquistadores… Sagitario no, Sagitario es Colón cruzando el océano siguiendo su sueño de demostrar que la Tierra es redonda. Sagitario es el aventurero que se adentro en la desconocida selva, no para conquistar, sino para ver que hay más allá, siguiendo un llamado interno. Sagitario es el buscador espiritual, que mira hacia arriba y busca en los reinos superiores el sentido de la vida en este mundo.

Hay algo que los aventureros que sigan el llamado de Marte en Sagitario no deben olvidar. El centauro que simboliza a Sagitario, sostiene un arco y una flecha, la que apunta bien arriba hacia el infinito. Esto nos habla de la capacidad de Sagitario de soñar y por su valor llegar mucho más allá. Pero el centauro, tiene una mitad animal, caballo, con sus patas en la tierra, pisando el barro, el lodo, el pasto. Hay que soñar, pero nunca olvidar que se está en la Tierra, hay que tener confianza, pero una fe sin realidad no tiene sentido. Una fe que espera que sólo cosas buenas pasen y que se niega a las limitaciones, es una fe de mentira. La fe de la aventura, al igual que Eddie, es no perder la confianza a pesar de las dificultades que puedan surgir, entendiendo que se está en un plano terrenal y que la disciplina, perseverancia y planificación son partes fundamentales a la hora  de poder completar nuestros sueños.

Sal a buscar tu sueño, lanza tu flecha al mundo!!

Por Pablo Flores, Agente 28

 

Imagem: Miki Simankevicius, Agente 94 – @mikolasphotography